Si estás planeando tu próximo viaje a México te contamos algunas cosas sobre la Tarjeta de Movilidad Integrada para CDMX. Si bien lleva un par de años operando, el Gobierno mexicano proyecta que esta tarjeta sustituya definitivamente los boletos en papel, que es el método para acceder al transporte subterráneo 🚇 desde 1969.

En muchas ciudades del mundo 🌎 , el pago del metro a través de tarjetas es un sistema generalizado. Sin embargo en CDMX el boleto de papel ha mantenido su relevancia. La idea de la Tarjeta de Movilidad Integrada es automatizar este proceso al colocar la tarjeta imantada por una ranura.

Se busca contar con una tarjeta única de prepago. En una metrópoli de casi 25 millones de ciudadanos, significa brindar una movilidad eficaz y accesible. Además, con esta tarjeta el Estado también apunta a integrar el Metrobús, Cablebús, RTP, Trolebús, Tren Ligero y Ecobici.

¿Cómo conseguir la Tarjeta de Movilidad Integrada?

La tarjeta se puede comprar en cualquier estación del Metro, Metrobús, Tren Ligero o Cablebús. Ten en cuenta que debido a la alta demanda, podrías no encontrarla a la primera, pero una vez que la compres tendrás una tarjeta segura, cifrada con un código numérico que puede darse de alta para el uso de Ecobici 🚴.

El valor del plástico es de de 15 pesos mexicanos, menos de un dólar estadounidense💸 . Si la obtienes en el Metrobús, deberás hacer una recarga mínima de 6 pesos como derecho a un primer viaje.

En tanto, la tarjeta tiene un tope de recarga, que son los 120 pesos, esto por motivos de seguridad. Así que ya lo sabes, una vez que llegues a CDMX podrás acudir a la estación más cercana para conseguir la tarjeta que te permitirá movilizarte tranquilo por la capital de México.